Las Bodas Químicas despiden el sábado 18 de diciembre el año en una noche compartida muy especial junto a Manza.

Las Bodas Químicas siguen llevando al escenario las canciones de Ley de Gravedad y haciendo un viaje por los discos anteriores. Y el querido Manza se presenta en un set íntimo y eléctrico con su repertorio solista, sus clásicos y canciones que adelantan un nuevo disco.

Cada banda tiene su historia y su prehistoria, que también suele influir. Es el caso de Las Bodas Químicas: hay que examinar las dos décadas pasadas para comprender su origen. Es que tanto José Lavallen como Nicolás Daniluk integraron The Keruza, un grupo con bastante rodaje encima.

Keruzones también fue un trío, aunque instrumental. Un ensamble elástico que se activaba por temporadas y tocaba sobre todo en la calle. Fue la banda para expandir fronteras y campos de juego: del blues al rock n roll, del surf al post punk, de lo africano a lo balcánico. Viajaron mucho: España, Alemania, Holanda. “Una locura hermosa”, resume José, que arrima el pasado al presente: “Después de tantas vivencias, de tanta entrega y amor por lo que hacemos, se dio naturalmente que Nico y yo quisiéramos seguir tocando juntos. Hacer música propia. La música que queríamos escuchar. De esas dos energías, The Keruza y Keruzones, nace Las Bodas Químicas”.

Más noticias de Música y Entretenimiento aquí.

Música

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.